Ofrendas florales de Raúl y Díaz-Canel en exequias de Carilda Oliver en Matanzas

 

 

 

En la casona colonial de la Calzada de Tirry 81 le rindieron tributo a la
Premio Nacional de Literatura intelectuales, artistas y habitantes de la
ciudad donde la autora de Al Sur de mi garganta escribió su obra lírica,
épica y erótica, de gran relevancia en las letras hispanoamericanas.

Alpidio Alonso, titular de Cultura de Cuba, dijo que el deceso de Carilda
constituye un duro golpe para la cultura en la nación, fue una mujer que
estuvo a la vanguardia, hizo una contribución real a la emancipación humana
y le cantó a Matanzas y a su Patria.

No se puede ser superficial a la hora de valorar la obra de Carilda, instó
el Ministro, ella amó a su tierra intensamente, es imposible hablar de
Matanzas sin mencionarla, no hizo concesiones, nos dejó la más profunda de
las lecciones: cómo debe vivir y morir un poeta.

Al tributo popular a la llamada Novia de Matanzas acudieron Lázara Mercedes
López Acea, miembro del Buró Político y del Secretariado del Comité Central
del Partido, y Víctor Fidel Gaute López, integrante de dicho Secretariado,
así como también Teresa Rojas Monzón y Tania León Silveira, primera
secretaria del Partido y presidenta del Gobierno en la provincia,
respectivamente.

Nancy Morejón y Antón Arrufat, Premios Nacionales de Literatura,
expresaron el dolor ante la pérdida de la amiga, destacaron su obra
poética, y que su ambición era que toda la tierra de Cuba estuviera sobre
su cuerpo, sobre su cadáver, como lo expresó en el poema La Tierra, que
aparece reflejado en una tarja en una calle de La Habana Vieja.

Para Luis Morlote Rivas, vicepresidente de la Unión de Escritores y
Artistas de Cuba, no fue pura formalidad que los jóvenes decidieran
entregar a Carilda el Premio Maestro de Juventudes, es una maestra de
generaciones, es de esas personas que tiene una inmensa obra intelectual y
también popular, en su casa de la Calzada de Tirry siempre cupo la Isla
entera.

Carilda Oliver Labra (Matanzas 1922-2018) falleció en la madrugada de este
miércoles en su casa de esta ciudad, deja una huella de unos 40 libros
publicados en varios idiomas, numerosos premios y condecoraciones, y
caracterizó su vida por el arraigo a la tierra que la vio nacer.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.