Abre hoy el curso escolar: un suceso social, festivo y patriótico en Cuba.

Desde bien temprano abrirán sus puertas las más de 10 mil 700 instituciones educacionales que acogerán a un millón 745 mil 600 estudiantes, sin contar los de la enseñanza superior, y particularmente el acto nacional por el inicio del nuevo periodo lectivo será en la escuela que fundara Rafael María de Mendive, y donde estudió José Martí, en La Habana Vieja.

Aunque desde mucho antes de la etapa vacacional comenzaron los preparativos del curso, bien intensas fueron las jornadas de agosto en las que fuerzas constructoras se empeñaron en dejar listos, con el concurso de trabajadores del sector, decenas de planteles, incluidos círculos infantiles, urgidos de reparación o mantenimiento.

Como señalara recientemente Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros: “Están creadas las condiciones para el comienzo del curso escolar, pero no podemos acomodarnos a lo que ya está hecho, tenemos que continuar los chequeos frecuentes para resolver los problemas que quedan o surjan”, precisó en una reunión de chequeo de los preparativos del periodo lectivo.

Al respecto la titular de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, informó que se garantiza el 93 por ciento de la fuerza docente, número similar al año precedente, en tanto las provincias más afectadas son La Habana, Mayabeque y Matanzas, en las cuales las necesidades se cubrirán con docentes en formación, profesores contratados y jóvenes universitarios.

También este lunes más de 240 mil estudiantes serán recibidos en todas las universidades del país, y al decir de Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior, la infraestructura de las casas de altos estudios se encuentra en una situación más favorable que años anteriores y es buena la cobertura de la bibliografía.

En sus primeras semanas el curso 2018-2019 tendrá la particularidad de que maestros y alumnos mayores de 16 años podrán aportar ideas al Proyecto de Constitución de la República, que desde el 13 de agosto se debate en centros laborales y en la comunidad, y al cual ahora se suman las escuelas.

Como afirmó el Presidente cubano en la propia reunión de chequeo de los preparativos del curso, se trata de un “hecho de trascendencia para el país que requiere organización y en el que resultan fundamentales los criterios del sector educacional, caracterizados por su profundidad y madurez”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.